Venezuela: en pie de lucha por su soberanía y libertad

Por: Carolina Graterol.

La embajadora de la República Bolivariana de Venezuela, Rocío Maneiro, ofreció una rueda de prensa para denunciar el bloqueo económico contra su país que se mantiene desde 2014 por parte de los Estados Unidos.

Maneiro presentó una publicación con información de todas las medidas tomadas por el gobierno estadounidense y las acciones de bloqueo, retención o congelamiento que estas medidas han representado para los activos financieros de Venezuela en la banca internacional.

El bloqueo económico, que está clasificado en el derecho internacional y de los derechos humanos como un arma de guerra, ha sido usado anteriormente contra países como Cuba, Iran y Nicaragua, agregó la diplomática.

Maneiro precisó que todas estas medidas coercitivas están causando un gran daño a Venezuela. El monto de los recursos venezolanos retenidos, confiscados o congelados en el mercado financiero internacional asciende a cinco mil cuatrocientos  millones de dólares, distribuidos en 50 bancos de veinte países. Las pérdidas estimadas para la nación están por el orden de los 30 mil millones de dólares sólo para 2019.

“Si las medidas coercitivas y el bloqueo terminaran hoy, se calcula que pasaríamos años recobrándonos del tremendo daño que se le ha hecho a nuestro pueblo en tan corto tiempo”, acotó la embajadora venezolana.

La diplomática también señaló que incluso el Concejo de Relaciones Exteriores, un prestigioso grupo de expertos de los Estados Unidos, reconoce que el bloqueo económico proporciona una alternativa menos onerosa a la intervención militar, que normalmente es  la última medida que toma los Estados Unidos contra gobiernos que considera enemigos.

 

Vista panorámica de rueda de prensa organizada por la Embajada venezolana en el Reino unido

Cronología de un bloqueo anunciado

En el caso de Venezuela, la cronología del bloqueo se remonta al año 2015, cuando la orden ejecutiva del entonces Presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, presentó a Venezuela ante el mundo como “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de los Estados Unidos”.

Las sanciones establecidas por Donald Trump en enero, marzo y abril de este año han ido más allá, bloqueado las operaciones de Minerven , la compañía de producción y comercialización de oro; las de PDVSA, la compañía del Estado venezolano que explota y comercializa el petróleo y las del Banco Central de Venezuela y otros bancos estatales. Específicamente se han bloqueado las cuentas que estas instituciones mantienen en dólares fuera de Venezuela.

Estas últimas medidas, como lo indica Maneiro, buscan evitar que cualquiera de estas compañías e instituciones del gobierno venezolano puedan utilizar recursos en el exterior para la compra de comida, medicinas o insumos necesarios para la protección social de la población venezolana y para su industria.

Las medidas del bloqueo están ocurriendo a tal velocidad y son tantas, que sólo el día anterior a la rueda de prensa, el gobierno de los Estados Unidos había prohibido todos sus vuelos de carga y pasajeros hacia o desde Venezuela.

La embajadora Maneiro señaló que estos ataques han tratado de inducir un incumplimiento de los pagos de la deuda externa, que el gobierno venezolano se ha esmerado en pagar todos estos años.

También explicó que el modelo mono exportador de petróleo, que por casi cien años ha caracterizado a la economía venezolana, no ha podido revertirse, a pesar de los esfuerzos que ha hecho la Revolución Bolivariana para disminuir esta dependencia.

“Para pagar la deuda social heredada de gobiernos anteriores, y para garantizar los derechos  básicos del pueblo venezolano en medio de esta guerra económica, Venezuela necesita importar más que otros países que han podido desarrollar industrias agropecuarias. Para eso necesita un ingreso estable de divisas”, señaló la embajadora venezolana.

 

La embajadora venezolana, Rocío Maneiro, dirigiéndose a los periodistas.

El bloqueo ya ha causado muertes

La funcionaria venezolana se refirió a un informe reciente del Centro de Investigación Política y Económica, con sede en los Estados Unidos, donde se estima que las muertes producto del bloqueo es de unas 40 mil personas hasta el momento. Estas muertes ocurren porque, por ejemplo, muchas compras de medicinas han sido bloqueadas o retrasadas.

Maneiro puso ejemplos concretos como la importación de albúmina humana, inmunoblobulina y otros productos de la sangre que afecta a más de 6 mil personas que sufren de hemofilia y síndrome de Guillain–Barré. El pago para estos productos fue bloqueado tres veces.

También, la importación de vacunas para meningitis, rotavirus e influenza, que afecta la disponibilidad de vacunas para más de dos millones y medio de niños, ha sido retrasada. De paso, más de 200 mil operaciones quirúrgicas han sido afectadas por el bloqueo.

La justificación del bloqueo es que es usado para ‘defender los derechos humanos de la población’ y que las sanciones van dirigidas sólo contra el gobierno venezolano, pero lo que revela Maneiro es que  las víctimas del bloqueo son todos los venezolanos.

Desde el comienzo, la estrategia de los Estados Unidos ha sido la de asfixiar a Venezuela bajo los principios de la Doctrina Monroe, de “America para los americanos”, que rigió por varios años para tumbar y poner gobiernos hasta la irrupción de Sandino, Chávez y otros líderes que asumieron posturas más independientes de las administraciones de la potencia del norte. 

El bloqueo quiere quebrar a Venezuela, y si el país resiste, entonces la intervención militar sería la otra opción, dijo la embajadora.

“Para destruir a Venezuela se están destruyendo los principios del derecho internacional que rigen las relaciones de los países, contenidas en el capítulo de las Naciones Unidas referido a la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, igualdad entre los Estados y el respeto a la integridad territorial y soberanía de los Estados”, indicó Maneiro.

Estos principios deben ser respetados por todos los países, de otro modo se instaurará el caos en estos temas tan importantes para la convivencia mundial.

Ataque comercial afecta los derechos humanos en Venezuela

La embajadora citó las declaraciones del ex embajador estadounidense en Venezuela, William Brownfield, cuando dijo que la mejor solución era “acelerar el colapso de Venezuela”, aunque esto representara el sufrimiento de toda la población por varios años.

También citó las declaraciones del enviado especial de los Estados Unidos para el caso venezolano, Elliot Abrams, cuando afirmó que las presiones contra el gobierno venezolano continuarán y aumentarán.

“En este momento la posición internacional sobre Venezuela ha estado constantemente en los medios internacionales y, especialmente, en el consejo de seguridad de las Naciones Unidas, como si Venezuela fuera una amenaza a la paz mundial. Ha habido cuatro sesiones dedicadas a Venezuela en los últimos meses para ver qué se puede hacer frente a la crisis que vive el país. Mientras esto ocurre, el ataque sistemático contra el derecho internacional y contra Venezuela continua con este bloqueo”, afirmó la diplomática.

Para finalizar la embajadora señaló que la historia demuestra que el pueblo venezolano nunca ha respondido con sumisión frente a amenazas contra el país, sino más bien con unidad y valentía frente a las adversidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *