La City se “reinventa”?

La City se “reinventará” para sobrevivir al Brexit?

Por: Ulysses Maldonado F.

 

Muchos analistas y “gurús” directores del área de Servicios Financieros de empresas de análisis en Londres, creen que el mayor reto de la industria financiera es adaptarse a la revolución tecnológica.

El comercio internacional es uno de los sinónimos que mejor definen a la City. Desde el siglo XVI, Londres se ha convertido paso a paso en la gran capital de finanzas de Europa y de gran parte del mundo.

La City sin señales de nerviosismo ni pánico.

 

 

Tres años después, y con el país dividido y al borde de una crisis constitucional por su incapacidad para ponerse de acuerdo sobre cómo hay que salir de Europa, la City, el corazón y núcleo financiero de Londres parece sorprendentemente relajada.

Quizás porque ha hecho las tareas y deberes mejor que otros sectores económicos. O quizás porque es consciente de que tiene mucha más fuerza que las empresas de   manufacturas y espera flexibilidad desde Bruselas incluso en caso de un divorcio sin acuerdo.

O quizás por la “pura arrogancia británica” manifiestan algunos entendidos en esta materia.

Para algunos la paradoja, arranca por fin.  Por un lado, está claro que el papel que desempeña la City en la economía del Reino Unido y los servicios que suministra en Europa son significativos, y eso va a cambiar como consecuencia del Brexit.

A nivel institucional, no hay duda de que la mayoría de los jefes de empresa han preparado a sus instituciones para los escenarios que han planeado. Y a nivel macro no hay duda tampoco de que acabará habiendo cambios.

Y puede haber turbulencias que serían dolorosas durante el proceso del cambio   y en esto se reflexiona. Por otro lado, otros dicen que existe también la sensación de que, si se hace lo adecuado, la City puede reinventarse, de la misma forma en que lo ha hecho durante sucesivas generaciones.

Aunque seguramente será de forma diferente a como ocurrió en el pasado, añaden.

La incertidumbre política no solo se debe al Brexit o al reciente relevo en el liderazgo del Partido Conservador, que ha convertido al histriónico y excéntrico Boris Johnson en nuevo primer ministro.

El problema es que la que se podría considerar alternativa política en este caso, el laborista Jeremy Corbin, no suscita precisamente entusiasmo en la City debido a sus vaivenes en torno al Brexit pero, sobre todo, por su programa, considerado como de extrema izquierda.

 

¿Puede esta crisis política afectar a la credibilidad del Reino Unido desde el punto de vista de los negocios?

 

Es difícil predecir ahora cuál será el sentimiento tras el nombramiento del líder del Partido Conservador y las acciones que ponga en marcha en las próximas semanas. Desde una perspectiva británica, hay que decir que se ha puesto mucho énfasis en la necesidad de mantener la fortaleza del Reino Unido   y de sus empresas.

Pero aquí es donde surge uno de los mayores cuestionamientos.

¿Cómo se va a hacer eso?

 

Esto forma parte de la incertidumbre a la que se le debe hacer frente, manifiestan los expertos de la City y subrayan dos o tres puntos clave:

El primero es que, especialmente para los servicios financieros, no hay duda de que la tecnología está llevando ya a muchos cambios en el sector a nivel global y por supuesto también en el Reino Unido, la situación no es nueva.

En segundo lugar, si se toma una perspectiva histórica, en cada década ha habido un nivel significativo de cambios en el sector y si se mira a la próxima década, está claro que la tecnología va a ser uno de los factores clave detrás del cambio.

Y, en tercer lugar, el Reino Unido está poniendo en marcha una serie de acciones y las empresas tienen que seguir estando preparadas para asumir ese cambio tanto en términos de aplicación de la tecnología como en todos los aspectos y cuestiones relacionadas.

 

En algunos temas es obvio que hay múltiples fuerzas en sentidos contrapuestos, pero se cree que la vía de salida está en muchas de las acciones que ya se están poniendo en marcha y que se verá más adelante cómo cogen más fuerza.

Uno de los ejemplos está en que, a un nivel, la tecnología está cambiando las expectativas de la sociedad y a otro nivel, está también proporcionando a las instituciones las soluciones y las herramientas para servir a sus clientes de forma mucho mejor y mucho más sólida.

 

Otro   ejemplo, si se toma la inteligencia artificial, es algo que apenas está empezando pero que permite a las instituciones utilizar mejor rutinas y técnicas para anticipar qué quieren los clientes y buscar soluciones para presentarles ofertas más efectivas.

En otros casos permite a las instituciones incrementar su productividad y su eficiencia. Es decir, las tecnologías no solo están impulsando el cambio, las necesidades del consumidor, sino que también están impulsando las soluciones para afrontar ese cambio.

 

Hasta el momento el éxito de la city se debe a una combination de factores: Una regulacion especial de impuestos que promueve la llegada y asentamiento de capitales internacionales, flexibilidad regulatoria, leyes laborales que permiten importar talento financiero desde cualquier lugar del mundo, tradición y un gobierno propio.

La City  incluso esta en el area donde  tiene su propio alcalde.

 

Los expertos proyectan que, aún saliendo de la Unión Europea, la City de Londres no será desplazada por otra capital europea como Paris o Frankfurt, por las características que la han ubicado como líder.

El destino definitivo de Londres dependerá mucho del tipo de Brexit que se defina en estos escasos dias o meses.

Londres tiene muchas ventajas en el sector financiero. Muchas de estas van más allá de la integración con el mercado europeo.

Es difícil que otra ciudad europea pueda desplazar a Londres como proveedora de servicios financieros declaran quienes practicamente “viven” alli.

Por el momento, el tiempo en el reloj corre a toda velocidad esperando la hora cero prevista para el 31 de Octubre, y  los banqueros y expertos en finanzas, se reúnen cada tarde solo para celebrar o lamentar las transacciones del día al calor de una pinta de cerveza en el pub local.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *