La Revolución Ciudadana regresaría al poder

Por Carolina Graterol

Guillaume Long, ex Ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Rafael Correa en Ecuador realizó una visita a Londres para intervenir en la conferencia “Stop International Lawfare” en Stratford. La conferencia giraba en torno  a  lo que Europa puede aprender de los procesos de la ola de gobiernos progresistas de la región.

Después de 10 años de revolución ciudadana, marcada por políticas re distributivas de la riqueza y del poder a través de un proceso constituyente, y un nuevo contrato social que trató de insertar a Ecuador de forma soberana en el mundo, llegó la traición.

¨De repente, con la llegada de Lenin Moreno a la presidencia en 2017,  se produjo una entrega del país a la élites  tradicionales de los poderes fácticos nacionales e internacionales¨, afirma Long.

Esta política de reinserción en una política de bilateral con los Estados Unidos ha implicado el abandono de algunos proyectos estratégicos para Ecuador,  como los procesos de integración regional de América Latina.

“Se trata de una inmensa y terrible traición”, afirma el ex funcionario ecuatoriano, ahora residenciado en Europa. Esta traición no fue solo contra el ex president Rafael Correa, sino también contra el movimiento de la Revolución Ciudadana.

Guillaume Long, ex Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador

Long precisó que en 2017, a pocas semanas después de posesionarse en el poder, el presidente Lenin Moreno recibió a representantes de la banca de Ecuador y los banqueros le dijeron ‘no votamos por usted, pero queremos agradecerle el recibirnos en el palacio presidencial’  y Moreno les interrumpió para decir ‘no se preocupen, yo más bien les agradezco  no haber votado por mi y a los que les estoy agarrando odio es a los que sí votaron por mi’.

“Moreno ha traicionado la democracia ecuatoriana, porque cuando eres elegido vas con un programa de gobierno y promesas electorales. Si después de ser elegido vas contra tus electores, esto se convierte en la forma más descarada de traicionar a un pueblo y su democracia”, enfatizó Long.

Lecciones para aprender

“Es un caso de manual” lo que ha ocurrido con Lenin Moreno en Ecuador. El ex ministro señala que la derecha en America Latina, después de la ola rosada de gobiernos progresistas, ha llegado al poder de nuevo en algunos casos de manera legítima como en el caso de Argentina en 2015;  pero en otros ha llegado a través de golpes de Estado como en Honduras, Paraguay e  incluso en Brasil.

“La ex presidenta Dilma Rousseff sufrió una destitución ilegal y el candidato Lula Da Silva fue encarcelado injustamente para evitar su victoria en las elecciones del año pasado”. afirmó Long.

“En Ecuador la derecha llega al poder con algo más trabajado, mucho más secreto y planeado desde hace años” afirma Long. En el caso de la traición de Lenin Moreno ha habido varios factores y el ex Canciller no duda que poderes externos hayan influido en esta situación tan deplorable.

“Existe una  persecución total contra todos los ex compañeros de Lenin Moreno y un giro total de la política doméstica e internacional’, señala Long.

La vuelta del Fondo Monetario Internacional  (FMI) a Ecuador, la policía que está siendo manejada por el FBI, una pista aérea que está en manos de las fuerzas militares de los Estados Unidos, traición contra Assange y el quiebre de UNASUR”, todo esto ha pasado en los dos años que Moreno tiene en el poder según Long.

‘Lenin Moreno ha asumido  en todo una posición sumisa frente a los Estados Unidos”, precisa el también académico.

Long espera que en el futuro surja información clasificada que explicará con detalles cómo se desarrolló la traición del presidente Lenin Moreno a su partido y movimiento.

Belgica Guaña, Concejal Laborista y organizadoa de la conferencia

Situación difícil

“Llevamos dos años con muchas dificultades. Muchos de nosotros en el exilio, el ex presidente Correa con una orden de arresto en Ecuador que incluso fue rechazada por la Interpol, y que no ha sido reconocida en el resto del mundo, porque es evidente que se trata de una persecución política”, acotó Long.

La campaña de ataque de Moreno ha servido para que los líderes de la Revolución Ciudadana no puedan hacer vida política en Ecuador o participar en elecciones.

Sin embargo, Long es optimista porque el gobierno de Moreno ya tiene cero legitimidad y la menor aprobación a su gestión con un 14% y sólo le quedan dos años.

De hecho Moreno ha tratado de impedir que los líderes de la revolución ciudadana formen un nuevo partido político y ha puesto trabas de todo tipo. Sin embargo, en unas elecciones regionales recientes de este año, el movimiento ganó en las principales provincias.

“Si tuviéramos la posibilidad de competir en unas condiciones democráticas, podríamos volver al poder en un futuro cercano”, afirma Long.

Moreno: la historia de un suicidio

“Lenin Moreno se ha suicidado políticamente en Ecuador”, afirma Long, a la vez que sostiene que ya este gobernante, que destruyó el movimiento de la Revolución Ciudadana, con un discurso politico terrible, ya no tiene futuro politico en este país sudamericano, y posiblemente ya tenga un acuerdo con los Estados Unidos para ir a vivir a ese país a la culminación de su mandato.

El gobierno de Moreno se puede calificar como un gobierno de transición, para permitirle a la derecha llegar al poder. El problema de la derecha es que los dirigentes como Correa y otros tienen gran credibilidad y popularidad por el legado que dejaron, señala Long.

“Correa sigue siendo el político con más carisma y con un legado que todos reconocen”, en palabras del también ex Representante Permanente de Ecuador ante las Naciones Unidas en Ginebra.

La conferencia contó con un nutrido público bilingüe.

Abuso del poder y las leyes

Jorge Glas, el primer preso político de Ecuador, es un ejemplo de lo que le pasaría a cualquier líder de la Revolución Ciudadana y por este hecho muchos huyeron del país”, explica Long.

El político ecuatoriano dice que Moreno prefiere tener a todos estos dirigentes fuera de Ecuador, porque dentro del país “generan más ruido”. Con Glas preso la amenaza del régimen de Moreno tiene más credibilidad.

Jorge Glas fue apresado, encarcelado y enjuiciado con cero pruebas. Contra su caso se esgrimieron apenas unas acusaciones de unos corruptos confesos, que fueron los directivos de Odebrecht en Ecuador.

Este caso es muy similar al de Lula en Brasil: una delación de unos corruptos les baja sus sentencias y estas acusaciones se usan como únicas  pruebas  para encarcelar a políticos inocentes.

El abuso que Ecuador está haciendo de usar en todos los casos contra de dirigentes de la revolución ciudadana la cárcel  preventiva, como en el caso de Correa, es un ataque contra el Estado de derecho y los derechos humanos, enfatiza Long.

Long también menciona el caso de Ricardo Patiño, ex canciller Ecuatoriano, donde por un discurso que dio en Ecuador a su movimiento, donde llamó a la resistencia combativa y pacífica, se le abrió un juicio en los tribunales.

Como se recordará a Patiño se le inició la instrucción fiscal por unas declaraciones realizadas, el 27 de octubre de 2018 en Latacunga, en un encuentro de seguidores de la Revolución Ciudadana.

Al momento del discurso el ex vicepresidente Jorge Glas, sentenciado a seis años por el delito de asociación ilícita Odebrecht, estaba siendo trasladado desde la Cárcel 4 en Quito hasta el Centro de Rehabilitación Social Regional de Cotopaxi.

El 5 de agosto el juez Marcelo Palomo decidió llamar a juicio al ex canciller Ricardo Patiño por el presunto delito de instigación.

En la conferencia participaron Artin Giles, secretario de “Labour Against Racism and Fascism” (LARAF) y Rachel Godfrey Wood, organizadora de Momentum.

La semilla de la revolución ciudadana

El legado de la revolución ciudadana sigue vigente en Ecuador. Si comparamos los avances de las naciones asiáticas con los de América Latina nos damos cuenta que la región latinoamericana se quedó como exportadora de materias primas. No desarrolló sus potencialidades tecnológicas, como sí lo hicieron los países asiáticos.

Pero hay que recordar que ‘el milagro asiático” se produjo en parte gracias a la existencia de regímenes autoritarios en esa región. En America Latina se ha querido avanzar en democracia, y esto implica más trabajo, aparte de que es un proceso más lento.

El ex Canciller ecuatoriano nos confirma que la revolución ciudadana continuará porque tiene un legado reconocido por la gente.

El movimiento impulsado por Correa y otros llegará al poder en el futuro de manera democrática dijo Long para concluir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *