La vacunación ,contra la corrupción en Latinoamerica

 

 

La vacunación en Latinoamérica, en general, va más lenta que en países con más recursos como Estados Unidos, Reino Unido y los miembros de la Unión Europea.

Por: Cristian Esteban

Varios países de Latinoamérica han empezado a vacunar a sus ciudadanos contra el covid-19, pero hay ciertos países que no cuentan con altas cifras de vacunas. El proceso acaba de comenzar, y es que aún falta mucho tiempo para vacunar masivamente a los millones de habitantes de la región.

 

El proceso avanza lentamente, ya que para los países en vías de desarrollo no queda otra opción que esperar pacientes en esta desigual fila hasta que las grandes potencias de vacunarse, debido a que la mayoría de dosis para combatir los SARS-Cov2, están siendo acaparados por las grandes potencias mundiales.

 

Latinoamérica encuentra grandes desafíos.

A nivel mundial se han aplicado más de 305 millones de dosis de vacunas en 100 países. Pero, suponiendo que se apliquen dos dosis a cada persona, se habrían vacunado a más de 152 millones de personas. Aunque parezca una cifra importante, equivaldría a menos del 2% de la población mundial.

Para que el mundo se encuentre totalmente inmune a la COVID-19, se debe vacunar al menos a un 60% de la población.

Esas 305 millones de vacunas son repartidas de manera muy desigual. EEUU, China, Reino Unido e India aglutinan el 70% de vacunación mundial.

 

Latinoamérica

En todos los países de Latinoamérica se han recibido, hasta la fecha, un poco más de 37 millones de vacunas, cifra que no es suficiente para repartirse entre 630 millones de latinoamericanos.

Los países que más han vacunado en Latinoamérica son: Brasil, Chile, México, Argentina y Perú.

Una esperanza es palpable para esta región y es el mecanismo COVAX, creado por la Organización Mundial de la Salud que enviará 26 millones de vacunas a 18 países latinoamericanos entre marzo y mayo de este presente año.

Las vacunas más usadas a nivel mundial son: Pfizer/BioNTech, Oxford/AstraZeneca y Sputnik V. Pocos países Latinoamericanos han optado por las dos primeras, eligiendo dosis provenientes de Rusia y China, más baratas y más fáciles de almacenar, lo cual es una ventaja para economías menos poderosas.

Pero, cómo es la situación en los países?

Brasil

Suma, hoy por hoy, 275 mil fallecidos por coronavirus.

Brasil empezó a vacunar más tarde que la mayoría de sus países vecinos (el 17 de enero) y a día de hoy ha vacunado a poco más del 3%, según Our World in Data.

Con un nuevo récord diario de fallecidos (2286) por COVID-19, aprobó la vacuna de AstraZeneca para su uso generalizado. A la vez se adquirieron 10 millones de dosis de la vacuna rusa.

De los 212 millones de habitantes, solo un poco más de 9 han sido vacunados – un ritmo muy lento.

‘Vacinas de vento’

Familias brasileñas afirman que se están vacunando “vacunas de aire”, sobre todo a ancianos.

En Goiás una familia graba con el smartphone a una enfermera vacunando a un anciano de 90 años. Sin embargo, al ver el video se dan cuenta de que la jeringuilla estaba vacía.

La enfermera fue despedida y acaba de ser imputada. La Fiscalía pidió su detención, por lo que ahora se enfrenta a cuatro años de cárcel por un delito de desvío de bienes públicos.

Es el caso que se ha judicializado más rápido, pero no el único, habiendo más de otros tres casos siendo investigados en diferentes ciudades.

Ahora se busca una reforma que obligue a la grabación del proceso de vacunación y toma de fotografías después del proceso.

Chile

Chile se ha convertido en líder en el proceso de vacunación, no solo en la región, sino en todo el mundo. Es uno de los principales países en vacunar a su población.

“Hoy día Chile es el primer país del mundo en velocidad de vacunación…sobre Israel”, afirmó el primer mandatario chileno.

Así, Chile donó 20.000 vacunas chinas Sinovac a Ecuador para que sean aplicadas al personal de salud de ese país, dijeron las autoridades. Y espera donar más vacunas a Perú, Paraguay, etc., solidarizándose entre países.

‘Vacunatorio VIP’

En Argentina, el presidente Alberto Fernández, pidió la renuncia a su ministro de Salud, debido a un presunto escándalo de influencias para vacunar a los más allegados al gobierno.

Este escándalo se desató luego de conocer que se vacunar a más de 70 personas de manera irregular, personas que no entraban en el grupo de primera necesidad.

La nueva ministra Carla Vizzotti ha negado cualquier relación con estas vacunaciones y afirmó que se tratarían de un error, ya que no hay una ‘lista VIP’.

En Perú, los ciudadanos denuncian que funcionarios públicos se habrían beneficiado de la vacuna experimental con colaboración del laboratorio chino Sinopharm.

La ex ministra de Salud pidió disculpas, admitiendo que ‘fue un gran error’.

Centroamérica

Guatemala ha recibido las primeras dosis de vacunas negociadas a través del mecanismo Covax para vacunar 3.3 millones de personas durante todo el año.

El Salvador también acaba de recibir su primer lote de vacunas con 33.600 dosis adquiridas por el mecanismo Covax y destinadas a los trabajadores sanitarios.

La OPS (la Organización Panamericana de la Salud) reconoce que, de momento, en Latinoamérica hay un solo modelo exitoso: el chileno.

Sin embargo, también alega que no se puede cantar victoria antes de tiempo y que un país con casi 830.000 casos y más de 20.000 muertes, está aún lejos de terminar con la pandemia.

Científicos esperan que una vacunación generalizada en el mundo se pueda completar entre finales de 2021 y principios de 2023. Pero esto dependerá de qué cantidad de recursos posea cada país y de la no corrupción, lo que equivale a tener prioridades en el mundo que después de la pandemia es cada vez más desigual

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *